De regreso

Ha pasado bastante tiempo desde el último post que hice. Aquel momento era cuando sentía amor, amor de juventud. Ese amor no correspondido fue mi combustible para crear. Leo y releo aquellos versos o aquellas prosas. Los hice porque sabía canalizar mis emociones en palabras.

Me he dado cuenta que no solo el amor no correspondido se puede usar como energía para crear. Existe amor en muchas situaciones, muchos contextos en el mundo. Existe empatía. Debe compartirse. Siento que debo canalizar esas emociones, esas muestras de amor que percibo en historias que buenas o malas traten de expresar aquellos sentimientos.

Aquí vamos. Empezaré a escribir y seré constante.

tres veces por semana es el reto. Tres historias que por puro amor las redactaré.

Anuncios

Algo se está quemando

Estoy frito. Completamente atolondrado, todo lo que hasta ahora he pensado, me tiene. Cual es el fin de la vida en sí cuando las decisiones que has tomado no las has escogido. Has visto como uno a uno han ido quitándose los ladrillos de esa jenga que figurativamente es tu vida. Ahora. En estos momentos ya no hay bases, solo piezas que reaccionan como un péndulo ante cualquier situación. Es difícil consentir que esto sea una vida. Cada persona escoge vivirla a su manera. El problema conmigo es que siento que estoy en una jaula. Una que no se ve. Una que no notas la diferencia entre estar dentro o estar fuera. Una que te da la falsa impresión de que escoges. Sin embargo, cuando das un paso y este es hacia fuera de la jaula, te das un golpe tan fuerte como seco, que te aturde y te intimida a dar el siguiente paso. No sabes si el siguiente movimiento debe seguir en esa dirección. No quieres arriesgar. Antes de todo está ese doloroso incidente que se repetirá si vuelves a andar en tu libre albedrío. Eres más precavido, pero a la vez ya tienes miedo. No sabes hacia donde ir y cada vez que te arriesgar a intentarlo nuevamente, ya tienes la sensación de que esa jaula es más chica. Esa jaula es una caja. Ya se te van acabando las opciones, ya no es sencillo ni acomodarte. Es allí cuando reconoces cuan mal has actuado. Las barreras que te han dado como golpes son las opiniones de los demás. Cada vez que has querido hacer algo auténticamente has ido contra lo que ya has establecido de ti o esperan de ti. No dependas de nadie, el apoyo vendrá hasta cuando estés mal y en pésimas condiciones. No durará. Perdura en lo que crees. No dejes que te encasillen en algo que luego tal vez no te gusta.

Christopher Nolan: Una odisea más allá del espacio.

Vulgaris Limensis

Christopher-Nolan-and-Matthew-McConaughey-on-the-set-of-Interstellar-2014-Movie-Image

Christopher Nolan debe ser el cineasta que más expectativa genera con cada película que hace. Cada tráiler de su producción más reciente es siempre un pequeño deleite que genera muchas discusiones hasta poco antes del estreno. Eso es quizá lo mejor que se puede esperar, ya que, de un tiempo a esta parte, los comentarios posteriores al estreno de sus admiradores más rendidos  son indudablemente unánimes y monocordes. Lo sé porque yo también soy un fan irredento del cine de Nolan.

Por eso estaba un poco preocupado por Interstellar. A decir verdad, lo estaba ya desde el estreno de El caballero de la noche. Lo que pensé allá en el 2008 era muy simple: “Ahora, ¿qué más va a dirigir este señor?” La semana pasada, al salir del cine luego de ver Interstellar, volví a pensar lo mismo.

I

Por supuesto que me encantó Interstellar. Es un…

Ver la entrada original 1.489 palabras más

Efecto mariposa – El mundo desde mi bici CXXXIII

De la tierra nacida sombra

Imagen de: webexhibits.org Imagen de: webexhibits.org

Kant decía que todo hecho puede ser considerado como moral o como inmoral por las consecuencias que provoca. Por eso, robar nunca es bueno. Hasta aquí todo está bien, pero ¿qué hay de esos actos cuyas consecuencias nos es imposible conocer a priori? Según Kant, como buen alemán al fin y al cabo, si los efectos de algún acto cometido resultan ser malos, aunque éstos ocurran cuatrocientos años después, dicho acto se calificaría como inmoral. Ante tal inflexibilidad, ni Dios mismo escapa al lapidario juicio kantiano.

En 1615, Cervantes publicó El ingenioso hidalgo Don Qvixote de la Mancha. Además de conformar un idioma, el castellano, consolidaba la esencia de la novela: historia de largo aliento, llena de episodios, como la vida misma.

Este género floreció con ímpetu dos siglos más tarde, guiado por las plumas señeras de Dostoievsky, Tolstoi, Flaubert, Balzac, Hugo, Alas, Pérez Galdós y Valera. Aquí…

Ver la entrada original 652 palabras más

Freno

Te perdí En una mezcla de inservibles preguntas un aglomerado de ideas absurdas y en un cúmulo de inseguridad nata dentro mío Tu rastro se perdía en el sendero, aunque yo mismo lo había suprimido de mi mente Silenciado, sin los sentidos alerta me auto convencía yo mismo a hacerlo No entendía lo que estaba juzgando en esos argumentos mediocres. Tu imagen formó una sombra tú te ibas, salías a la luz yo quieto dentro del hoyo, dejando marcharte Llevándote parte de mí, tú entre lagrimas volteabas a ver mi silueta oscura. Pero no había solución, no debía unirte a mí según yo, Me cuesta entender ahora el dejarte marchar. Me queda una sensación de vacío dentro, Y me he valido de esos argumentos para notar mi estupidez.

El silencio ahoga
Tu recuerdo se enciende
La oscuridad intriga
Y no hay forma de hablar.

No te he expuesto
mi fría forma de amar
mi incorrecta acción de abrazar
mi mal improvisada manera de besar.

Me da miedo.

Y existen maneras de canalizar todos esos sentimientos que en la noche copan tu mente. Una es escribir. Antes lo que ocurre cuando el sueño se ausenta, el corazón se delata y la noche es larga. Primero: te pones un poco de chispa acerca de lo que te produce alguna emoción. Segundo: recurres a alguna canción que ahoga y profundiza esas emociones. Tercero: este es el último, pero no te das cuenta cuándo saltaste a este punto. Todo ya es tan profundo que te embargan todas esas emociones que no te dejan alternativa de salida. Te vas encerrando en la depresión. La respiración se hace rápida, te sientes en peligro con miedo, miedo de lo que vendrá, miedo de tus errores, miedo del mundo.